Por favor seleccione un país

¿Va a trasladarse a Alemania próximamente? ¿Se pregunta cómo es vivir en el país de Goethe, Einstein or Schiffer (sí, Claudia Schiffer)? ¿ Tendrá todo el mundo un Mercedes o un BMW? Muchos expatriados se hacen preguntas similares y es por ello que hemos pedido a extranjeros residentes en Alemania, que nos den algunos consejos para “aterrizar” en Alemania de la mejor forma posible. A continuación, los más comunes: 

1. Las noches son silenciosas 

En Alemania, el ruido se reduce al mínimo por la noche. Esto significa que uno debe vigilar de no tener la televisión demasiado alta, de no escuchar la radio a un volumen excesivo o simplemente de evitar realizar tareas que generen mucho ruido durante las horas de descanso (normalmente entre las diez de la noche y las seis de la mañana) y, por supuesto, los domingos.

 

2. La puntualidad es clave 

Puede parecer un estereotipo pero los alemanes son (casi) siempre puntuales. Si va a llover, saldrán antes de casa para llegar a tiempo al trabajo – por si hay más tráfico o retrasos en el transporte público. Si se realizan obras en algún punto de su trayecto, avanzarán su salida en lugar de llegar tarde. Si tienen una reunión a las diez, a las diez menos diez estarán allí, preparados para empezar. Y si algún día, por cualquier motivo, no pueden evitar el retraso, informarán tan pronto como sepan que llegarán tarde – no importa si llegarán 30, 10 o 2 minutos tarde. Recuerde: un retraso es perdonable, dos son demasiados.  

3. Honestidad: para lo bueno y para lo malo 

Pocos ciudadanos son tan honestos como los alemanes. Esto significa que si se ha dejado la puerta de su casa abierta, es muy poco probable que alguien entre – de hecho, su vecino le puede llamar para informarle. Pero esto también significa que, a pesar de no haber ningún tipo de barreras, todo el mundo paga su billete de tren. Y también significa que si un día rompe un objeto accidentalmente en una tienda o no aparca en el lugar adecuado, los alemanes serán los primeros de informar a las autoridades. 

4. En Alemania todo el mundo recicla, ¡ y se recicla bien!

Alemania es un país preocupado por el medio ambiente y el reciclaje está bien implementado en todos los ámbitos. Como expatriado en el país, se tendrá que acostumbrar al reciclaje – si es que ya no lo está-… y a reciclar bien. Esto significa, no solo separar el papel, el plástico, la materia orgánica o el vidrio, sino también en hacerlo de la manera correcta: separar el vidrio según su color,  limpiar todos los envases de plástico antes de depositarlos en el contenedor…

5. Por favor, ¡ sáquese los zapatos en entrar!

Algo que hacen todos los alemanes es sacarse los zapatos tan pronto como llegan en su vivienda. Lo harán cuando lleguen en su domicilio y esperarán que usted hago lo mismo cuando llegue al suyo. No olvide esto cuando le inviten y evite entrar directamente al salón con las botas –  ¡al menos, sin preguntar antes!

6. Más bajo, ¡bitte! 

Una de las cosas que sorprende más de Alemania es lo silenciosa que es. Incluso en grandes ciudades como Berlín o Frankfurt, notará el ambiente calmado y silencioso que se respira. Y una consecuencia inmediata de esto, es que no se habla en un tono alto – y sin duda, no hay gritos. Con el tiempo se acostumbrará, y será un alemán más que hablará en el mismo tono que la multitud, pero al principio, preste un poco de atención, sino quiere ser el centro de todas las miradas.  

Consejos importantes antes de mudarse a Alemania

Presupuesto gratis de mudanza

El primer paso de su
nueva aventura

  • Su solicitud se entrega a un asesor
  • Tiempo medio para completar: 1 minuto
  • Crown tiene oficinas en más de 200 lugares en todo el mundo
Excelente servicio y gran eficacia resolviendo todas mis dudas. Muy profesionales;