Por favor seleccione un país

Como expatriados, tarde o temprano vamos a hacer una visita a nuestro país de origen. Sea para celebrar una festividad local (Navidad, Semana Santa, San Juan…), para participar en una celebración importante (la boda de un familiar, un cumpleaños…) o simplemente para disfrutar del clima y la gastronomía; una visita a nuestros familiares y amigos requiere cierta preparación. Ellos estarán deseando nuestra llegada, por lo que es probable que tengamos muchos compromisos en poco tiempo. A continuación, le ofrecemos algunas recomendaciones para preparar una visita a su país de origen y aprovechar el tiempo al máximo.

1) Reserve con antelación

Se sorprendería al saber cuántos expatriados dicen a sus amigos y compañeros de trabajo “Iré a casa en…” y aún no han comprado ningún billete. Recuerde que si tiene la intención de visitar su hogar para una ocasión especial (por ejemplo en Navidad o para una boda), sus fechas no son muy flexibles, por lo que es recomendable reservar con antelación. Los billetes en ciertas épocas del año pueden ser muy caros o peor, pueden agotarse con facilidad.

2) Compruebe sus documentos

A diario, usamos nuestras tarjetas de crédito, llevamos nuestro DNI en la cartera… pero ¿cuántas veces comprobamos la fecha de validez de estos documentos? Si tiene pensado viajar, una de las primeras cosas que es conveniente realizar es comprobar que sus documentos serán válidos durante todo el viaje. Imagine no poder regresar al trabajo porque su pasaporte ha caducado…  

3) ¿En efectivo o con tarjeta?

Nunca está de más pensar en cómo vamos a hacer uso de nuestro dinero durante el viaje y qué métodos de pago son los más convenientes. ¿Cuál es la tasa de cambio actual entre las divisas de su país de origen y su país de destino? ¿Le cobrará su banco algún recargo para retirar efectivo en los cajeros automáticos de su país de origen?

Recuerde que es importante informar a su banco que dejará el país por un tiempo y que tiene la intención de usar su tarjeta así como los servicios en línea desde el extranjero. Algunos bancos pueden bloquear algunos servicios si observan operaciones inhabituales (por ejemplo, retirar cantidades considerables de dinero desde el extranjero).

4) Su teléfono

Para bien o para mal, es difícil sobrevivir hoy en día sin un Smartphone. Sin embargo, si vive en el extranjero, es probable que haya cancelado su número previo a la mudanza. Antes de llegar a su país de origen, revise las diferentes opciones que tiene a su alcance para contactar con familiares y amigos durante su estancia. ¿Llamará a sus amigos o les enviará Whatsapps? ¿Necessitará Internet para revisar correos electrónicos del trabajo? ¿Tendrá acceso a WIFI gratuito?

5) El tiempo es oro

Encuentros con amigos, visitas a familiares, cena en el restaurante de toda la vida, compras en la tienda del barrio… La lista de tareas durante una visita a nuestro país es interminable. Planifique con antelación y maximice su tiempo. Por ejemplo, ¿por qué no quedar para cenar con sus amigos en ese restaurante que adora? 

6) Mantenga una mente abierta

Evite las expectativas. El tiempo pasa y el mundo cambia, por lo que es posible que encuentre cosas nuevas en su país. También puede ser que note como ciertas personas han cambiado. ¡Sea positivo y acepte a todas las posibilidades! 

 

Presupuesto gratis de mudanza

El primer paso de su
nueva aventura

  • Su solicitud se entrega a un asesor
  • Tiempo medio para completar: 1 minuto
  • Crown tiene oficinas en más de 200 lugares en todo el mundo
Excelente servicio y gran eficacia resolviendo todas mis dudas. Muy profesionales;