Honolulu, HI

Honolulu significa “bahía protegida” y es una ciudad que se levanta a orillas del Océano Pacífico en un skyline vertical de torres y rascacielos. En la ciudad imperan un tiempo seco y soleado y la vida tranquila y sosegada y en ella conviven tantas culturas que la han convertido en un nirvana culinario. La ciudad capital de Hawái es un destino solicitadísimo y objetivo principal para el turismo.

Aunque es hogar de una significativa cantidad de población asiático-americana (en torno al 44% de la población es predominantemente japonesa, filipina o chino-americana), Honolulu sigue abrigando unos marcados valores y tradiciones propios de la Polinesia. Entre los grandes atractivos de la ciudad destacan su marcado “sabor local” y la actitud tranquila ante la vida de sus habitantes.

Honolulu es un destino vacacional dorado para los turistas japoneses entre otros y la economía local depende en gran medida y todo el año del turismo. La ciudad se encuentra a mitad de camino para el transporte trans-Pacífico de mercancías, lo que la convierte en un puerto de primera magnitud.

Como epicentro económico del estado, Honolulu tiene un importantísimo distrito empresarial y financiero. Siguiendo la costa y más hacia el sur nos encontramos con las muy demandadas zonas residenciales de Waikiki y todavía un poco más allá, con la lujosa Diamond Head. La zona de Hawaii Kai se asoma al mar y se está poniendo de moda aunque no es tan conocida entre los turistas. Los precios de las casas aquí van desde el medio millón y hasta los ochenta millones de dólares.

Si lo que se busca es cultura, lo mejor es hacer una visita a China town, en el lado oriental de la ciudad. Aquí es donde se encuentra el Distrito del Arte de Honolulu diseminado en unas doce manzanas repletas de instituciones culturales y con numerosas galerías y muchísimos locales para las artes escénicas.

Una de las mejores cosas que tiene Hawái es la comida, sencillamente sublime. El marisco aquí no podría ser más fresco. La cocina local destaca por platos como la ensalada de pescado crudo Limu Poke con salsa de soja (shoyu), el atún a la parrilla (Ahi) o el Mahimahi a la plancha o convites ya más tradicionales y suntuosos como las fiestas y banquetes luau.

El ritmo tranquilo, el clima fantástico y la exótica mezcla entre las culturas asiáticas y de las islas del Pacífico hacen que Honolulu sea un prácticamente un paraíso para vivir.